Inicio > Apple, es, iPad > iPad mini

iPad mini

15/01/2013

Buenas a todos, mis fieles (y no tan fieles) followers (a los tres o cuatro😉.

Después de mucho hablar del iPad, lo cierto es que siempre ha sido información de terceros o breves impresiones… ahora, por fin, puedo comentar de primera mano puesto que hace varias semanas que tengo un iPad mini.

¿Por qué mini? Porque me parece un tamaño de lo más acertado, y ahora que lo uso a diario no puedo estar más contento con la adquisición: es la herramienta definitiva para el sofá. Mi uso del sobremesa ha caído en picado, hasta el punto de que apenas lo enciendo. Cuando uno llega a casa y necesita echar un vistazo al correo, cotillear Facebook o ponerse al día con las noticias sabe mucho más echarse en el sofá con un tablet pequeño y ligero que no sentarse en una mesa aislado con el ordenador.

¿Y no vale con el móvil? No tiene nada que ver. La experiencia de navegar por internet con una pantalla de 3,5 pulgadas (o algo más si eres más fan de Android y los macromóviles de más de 4 pulgadas) es cansina, incómoda y de lo más evitable salvo para situaciones muy puntuales. Desde luego no para ‘echarse a leer’.

Creo, sinceramente, que si no necesitas trabajar en casa basta con un iPad para el 95% de las circunstancias. La importancia de ese 5% restante será la clave en cada caso para decidir si mantener un portátil o sobremesa a largo plazo… Para un geek ‘de pura cepa’ prescindir del ordenador se hace imposible, ¿pero para el resto del mundo? Me temo que en unos años lo raro será tener un ordenador en casa.

Sobre el cacharro en sí mismo, no puedo decir nada que no sea mundialmente conocido: Apple hace cacharros fantásticos. Construcción sólida, rezuma calidad y buen acabado. El software, iOS 6, se mueve a la perfección y se nota que está diseñado por y para hacer de la tableta un placer de utilizar. La batería es una gozada, aguanta un día entero de uso a todo trapo, y sobra. Pese a no tener lo último hardware, las prestaciones están sobradas (las de un iPad 2, y razonablemente parecidas a las de un iPad 3, mucho más potente pero lastrado por una resolución gigantesca).

Las pegas, como no, también son conocidas. Es bastante caro si se utiliza los parámetros intuitivos habituales (prestaciones brutas/precio, tamaño/precio, etc.). El ecosistema de Apple no se ha abierto lo más mínimo (y el no poder hacer algunas cosas se nota más con un tablet). La pantalla no es de alta densidad (y me gustan mucho esas cosas). Y por qué no, los 512MB de RAM se quedan un poco cortos (las pestañas del navegador tienden a no seguir ahí, igual que las aplicaciones en segundo plano).

Esto es todo por el momento, ¡un saludo a todos!

Posdata: He escrito esta entrada desde el iPad mini utilizando la app de WordPress, no ha sido muy duro pero tampoco para tirar cohetes… escribir tochos sigue siendo algo que es mejor hacer sentado con un teclado. Aunque se puede conectar un teclado Bluetooth al iPad, ahora que lo pienso… Para la próxima🙂

Categorías:Apple, es, iPad Etiquetas: ,
A %d blogueros les gusta esto: